sábado, 4 de julio de 2015

Por la resolución de los accidentes de Brigadas helitransportadas.



Tras casi cuatro años y medio después de aquel 19 de marzo de 2011 en el que los compañeros de la helitransportada de Alcorisa perdieron la vida tras estrellarse su helicóptero cuando se dirigían al incendio localizado en el municipio turolense de Villel, el caso sigue sin resolver.

Siniestro helitrasportada de Alcorisa

Una negligencia en el control de una pieza del helicóptero, es la denuncia que las familias de los fallecidos hacen y piden responsabilidades. Desde aquí os hacemos llegar la petición de firmas que han lanzado pidiendo a la Audiencia Provincial de Teruel y al Ministerio de Justicia que no sea archivada la causa del accidente.


También aprovecho la oportunidad, para en esta semana tan dura, ya que hizo tres años el día 2 que la BRIF de Daroca sufría dos accidentes con sus dos helicópteros en los incendios que arrasaron la comunidad Valenciana con más de 50.000 hectáreas calcinadas en 2012, para rendir homenaje al piloto José Agustín Nieva Gómez, que a sus 59 años falleció en el primero de los accidentes de ese fatídico 2 de julio tras caer su helicóptero, Bell 412 al embalse de Forata mientras cargaba de agua el helibalde, accidente este ya resuelto, donde ha sido el piloto el responsabilizado del siniestro.

José Agustín Nieva Gómez

Bien distinto es el caso del segundo accidente, helicóptero sokol PZL que se estrellaba junto a los que estábamos trabajando en el incendio con su piloto y copiloto a bordo, el compañero polaco Roman Kowalazyk de 55 años, y el jerezano Francisco Polonio de 36 años que resultaron gravemente heridos.
Como ha salido recientemente publicado en el periódico de Aragón, este accidente después de tres años sigue sin resolverse después de que la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac) publicó en junio del 2013 el segundo informe sobre el accidente, en el cual hace referencia a la perdida de potencia de turbina, debido a la rotura del eje de la trasmisión de potencia a la salida de la turbina.

helicóptero sokol PZL

Estos silencios administrativos y esta tardanza en esclarecer los casos tanto de la helitrasportada de Alcorisa como de la BRIF de Daroca, solo hacen pensar que para las administraciones competentes los brigadistas que vocacionalmente nos jugamos la vida en los incendios forestales, no somos más que unos meros números en una lista, números que se pueden tachar con una cruz y escribir otro número al lado, sin pensar en las familias ni en la vida de cada uno de los cientos de brigadistas que verano tras verano nos montamos en los helicópteros para realizar las labores de extinción de los incendios forestales.
Muestra de este sentimiento de abandono y dejadez os dejo este testimonio de Marisol Salafranca, madre del más joven de los fallecidos en el accidente de la helitransportada de Alcorisa. 

“Os dais cuenta de cómo somos las personas??, después de casi cuatro años y medio, ya casi nadie se acuerda de ese maldito 19 de marzo de 2011. Quieren archivar el caso, pero no me extraña, porque excepto 3 familias junto con nuestros abogados y el colegio oficial de pilotos nadie más mueve ficha.
Ni DGA, ni la empresa (que en un principio nos iba a proporcionar abogados y a día de hoy no sabemos nada de ellos), ni sindicatos, ni el resto de tantos que nos podrían apoyar. No me voy a quedar de brazos cruzados esperando a que nadie se moje por que se haga justicia, moveré hasta la última piedra, se lo debo a Montxo y a sus compañeros y pienso que todos deberíamos hacer lo mismo. Si de aquí en adelante queréis echarme una mano, lo agradecería. Tenemos que hacer ruido como sea para que no se salgan con la suya, así es como lo siento y así lo digo.”

martes, 23 de junio de 2015

“En busca del origen del rio Jiloca”



Este sugerente título es el nombre que recibe la última actividad de RED IMPULSO RURAL DEL JILOCA que tendrá lugar este próximo domingo día 28.
Se trata de una excursión por la cabecera del Jiloca, donde se explicará el curioso origen de este río, su historia, la geología del valle del Jiloca, su naturaleza, etc.
Si quieres asistir a esta actividad apúntate ya llamando al teléfono 660963464, hay 50 plazas.
La actividad empezara en los Ojos de Monreal del Campo a las 9:30, para luego ir a la Presa romana de Villafranca, pasar por la Laguna del Cañizar y terminar en la Fuente de Cella. Los desplazamientos se harán en coches particulares.
Aprovecha la oportunidad para conocer gente, aprender y valorar este rio, nuestro rio Jiloca.


domingo, 14 de junio de 2015

“Mójate por la Janda”, donde hay agua hay vida.


Laguna de La Janda


A lo largo de la historia el ser humano ha modificado y alterado el medio que le rodeaba. Estas alteraciones han ido aumentando y siendo más severas con el paso del tiempo y con la aparición de maquinarias que hacían cada vez una labor más fácil el modelar el terreno.
Los humedales y las lagunas siempre han estado en el punto de mira. Incluso hoy en día, en una sociedad más culta y concienciada medioambientalmente hablando, siguen apareciendo fuertes detractores de estos ecosistemas. No hace falta ir más lejos que a Cella y Villlarquemado, donde la laguna del Cañizar, que contaba con más de 11km², fue desecada a comienzos del siglo XVIII, y que tras un fuerte esfuerzo y trabajo voluntario consiguió recuperarse, dando cobijo a un sinfín de aves estos años atrás, y que ahora vuelve a estar sin vida, en tierra de nadie.

Construcción de un observatorio en El Cañizar por voluntarios.

Más cercano temporal y geográficamente tenemos otro gran ejemplo del intento de arrebatar a la naturaleza lo que siempre fue suyo, lo que le hace ser naturaleza. Se trata de la laguna de Gallocanta. Con las fuertes corrientes capitalistas del siglo XX fue objeto de desecación para convertirse en tierra cerealista, ese afán de riqueza que vuelve loco al ser humano y que le hace querer ganar más y más dinero, traducido esta vez a hectáreas, y que le nubla la vista sin dejarle ver ese patrimonio natural que tan fácil es destruir pero que tan dificilísimo es recuperar. Suerte tuvo la laguna de Gallocanta de salvarse a finales de los años 70 de su desecación y de que se le reconociera poco a poco lo que hoy es.

F. Rodríguez de la Fuente en Gallocanta

Pero peor suerte tuvo otra laguna que a mediados del siglo XX fue desecada y que ahora necesita tu apoyo. Se trata de la laguna de La Janda en Cádiz.

De nada le sirvió a esta joya ambiental ser la laguna interior más extensa de Europa y gozar de una cobertura vegetal que le permitía albergar en sus más de 4.000 has a millones de aves migratorias cada año.
Fue como tantos otros humedales una víctima más del drenaje con fines agrícolas, a pesar de ello, a día de hoy vuelve a ser un punto clave de paso, incluso de nidificación, para especies tan emblemáticas como la cigüeña negra o el águila imperial.




La asociación Amigos de la Laguna de la Janda pide tu apoyo y promueve el “Pacto Social por la Restauración y Protección de los Humedalesde la Janda” donde podrás adherirte para dar fuerza a este proyecto que solo quiere defender una de esas joyas que un día fueron de la naturaleza y con fines económicos fueron destruidas, y ni siquiera siendo de gran valor ambiental y ecológico cuentan con el respaldo y el apoyo de las administraciones competentes.



“Mójate por la Janda”, donde hay agua hay vida.


Laguna de La Janda.