martes, 3 de marzo de 2015

No solo las rapaces comen roedores!!




Hace unos meses desde la Asociación Amigos de Gallocanta se publicóun artículo en diversos medios de comunicación hablando del trabajo que hacen las aves rapaces en el control de poblaciones de roedores, y enfocado a la explosión demográfica que se había dado este verano pasado en la cuenda de Gallocanta de Topillo Campesino (Microtus arvalis), y la alta concentración de rapaces que se podían ver en la zona buscando a estos micromamiferos que son la base de su dieta.


El verano llega a su fin, y las aves rapaces en la cuenca de Gallocanta pasan a un segundo plano, siendo eclipsadas por las grandes migradoras que llegan del norte, las grullas.
Grandes y elegantes, fáciles de ver con sus bulliciosas siluetas dibujadas en los atardeceres naranjas de la laguna, estas aves también se ponen en el punto de mira de las críticas de agricultores, siendo su alimentación principalmente granívora (al menos en su estancia en la cuenca de Gallocanta) estas aves se dejan ver el los sembrados cerealistas alimentándose, no solo de la semilla de cereal, sino también de cualquier otra semilla que puedan encontrar, como es el caso de las “capitanas”.
Estas aves ya nos están dejando, y van difuminando sus formaciones de flecha apuntando hacia el norte para dirigirse a sus zonas de cría, pero antes de marchar a mí personalmente me han dejado sorprendido. Como siempre con el paso en migración de febrero, el amigo extremeño Luis Salguero ha venido a visitar la laguna de Gallocanta, y hacer seguimiento de grullas anilladas. 


La semana pasada después de la jornada grullera, hablando con Luis, me dijo, que había visto como una grulla capturaba un topillo, lo cogía con el pico, y como si se tratase de las gallinas en el corral cuando cogen una buena lombriz, en corrían a la portadora de la presa.
Para mí fue una sorpresa saber que las grullas capturaban topillos, nunca lo había visto, a partir de ahora abra que fijarse más.
Pero para no terminar con la sorpresa, este sábado bien temprano veía como despertaban las grullas en la Alberca de Alboré, en el embalse de La Sotonera.
Con prismáticos y telescopio en mano, me puse a mirar patas y patas de grulla en busca de esas anillas de colores, de las que más adelante ya os hablare.
En esta búsqueda de anillas, una silueta blanca inmóvil y en posición de cazar me sorprendía en medio de un sembrado, era una garceta grande (Ardea alba) que detuvo mi búsqueda de anillas unos minutos para observar que es lo que estaba acechando en los campos de cultivo.

De repente, como cuando están pescando en la orilla de un embalse, la garza desplego su cuello arponeando a su presa, pero esta vez no era una carpa, ni una madrilla, ni un alburno, esta vez se trataba de un Topillo campesino, que zarandeo un par de veces para acabar con su vida, y como si de un pescado se tratase se lo trago de un golpe.

Asi pues las grullas se marchan dejándonos una lección aprendida, y es que todo el mundo sabe la importante labor que cernícalos, o lechuzas pueden hacer en la lucha biológica contra los roedores, nada más y nada menos que una pareja de lechuzas que se establezca en un territorio, acaba con más de 15.000 roedores al año.
Pero no son las rapaces las únicas que llevan a cabo esta alianza con los agricultores en el control de plagas, grullas, garzas, cigüeñas etc. 
También amplían su alimentación capturando micromamiferos.
Ahora nos fijaremos más, y valoraremos a estas aves también, por el control de micromamiferos que llevan a cabo.



miércoles, 18 de febrero de 2015

Árbol Europeo del Año, una parte de ti, de tu historia.



Ya hemos pasado la mitad del mes de febrero y nuestro candidato a árbol europeo del año sigue en tercer lugar, una posición muy buena en un concurso muy importante.
Este concurso que surgió como una iniciativa de la Republica Checa, ha ido sumando año tras año más participantes, más votos, y más valor a los árboles.


Arbol Europeo del año 2015 from El Molino Audiovisual on Vimeo.

España hasta este año no había participado nunca en este concurso, este año promovido por el Centro de Estudios del Jiloca, la Plataforma Aguilar Natural y VoluntaRíos se ha presentado un árbol a dicho concurso.
Como no podía ser de otro modo, y siguiendo con las pautas del concurso, no se ha presentado el árbol más longevo del país, ni el más alto, ni el de mayor diámetro.

Chopo del Remolinar, Aguilar de Alfambra (Teruel)

Eso sí, se ha presentado un árbol muy querido, un símbolo de la agricultura y la ganadería tradicional, de la historia rural, de los pueblos, y de nuestra tierra, se ha presentado una parte de ti, de tu historia.
Si todavía no lo has votado no esperes más, pincha aquí y deja tu voto, y recuerda, luego tienes que entrar a tu correo electrónico a confirmarlo, si no, tu voto no contara.

Chopo del Remolinar, Aguilar de Alfambra (Teruel)

Este magnífico ejemplar de chopo negro, es un chopo cabecero que puedes encontrar en Aguilar de Alfambra (Teruel), con cerca de seis metros de diámetro en su tronco, y superando los veinte metros tanto en altura, como en superficie de copa, este gigante centenario sobrevive en las frías tierras turolenses a 1.300 metros de altitud, solitario y desconocido. 

Pero ahora nos representa a todos, tiene una parte de ti, de tu tierra. ¡apuesta por el, dale tu voto!

lunes, 16 de febrero de 2015

Si te gusta la naturaleza mañana tienes una cita con la asociación Red Impulso Rural.




Mañana martes 17 a las 17:00 tendrá lugar en el salón de actos de la Fundación Campo de Daroca la proyección del documental "la senda del Cañizar" y luego una breve presentación de la nueva asociación Red Impulso Rural.
Para conocer más sobre esta asociación no dudes en visitar su Facebook o su blog.
Y recuerda, mañana a las 17:00 en la Fundación.